Porque tu peque ya ha empezado a dar sus primeros pasos él solito. O porque ya deja la guarde y empieza su primer año en el cole. O a lo mejor ya está dejando de ser un niño y quieres guardarte un recuerdo de esos momentos de inocencia. La verdad es que cualquier momento es bueno para fotografiarte con tus hijos. No importa que tengan 1, 5 o 15 años. Porque dentro una década guardarás estas fotos con todo el cariño del mundo. A veces nos empeñamos en fotografiar a nuestros hijos cuando tienen meses… Pero ¿Por qué dejamos de hacerlo cuando crecen?  Los peques pueden pasear por el campo, por el bosque o la playa, y nosotros conseguiremos captarles en el momento en el que salen más naturales.

Son sesiones creativas añadiendo atrezzo que preparamos nosotros.

Es una sesión para toda la familia o un recuerdo de tus hijos que tendrás para siempre. 

Estas sesiones las realizamos siempre al atardecer, durante la puesta de sol y en plena naturaleza. Elige entre bosque o costa y te llevamos hasta una de las localizaciones que elegimos especialmente para vosotros.


google-site-verification: googlecf5b18a046cb0eb9.html